Nuevas recetas

Las mujeres y las niñas son las más afectadas por los anuncios de alcohol, según un estudio

Las mujeres y las niñas son las más afectadas por los anuncios de alcohol, según un estudio


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Es posible que los Miller Twins no solo hayan atraído a los hombres a beber

Wikimedia

Las niñas y las mujeres se ven más afectadas por los anuncios de bebidas alcohólicas.

Aunque las imágenes de mujeres en bikini sosteniendo cerveza en la playa pueden parecer más comercializadas hacia el consumidor masculino, los estudios ahora dicen que muchos anuncios de bebidas de esta naturaleza pueden tener un mayor impacto en las mujeres.

Si bien estos anuncios pueden no estar diseñados para mujeres jóvenes, esa es la persona que está viendo el efecto de ellos, según un editorial publicado en el sitio web de Canadian Medical Association Journal por el editor asociado senior, el Dr. Ken Flegel.

El Dr. Flegel señala que las niñas de hasta 13 años beben en cantidades tan altas como los niños de la misma edad, pero están sufriendo mayores riesgos para la salud, lo que, según él, es motivo de preocupación.

“Este es un tema preocupante para ambos sexos, pero hay algunas preocupaciones adicionales para las niñas”, dijo el Dr. Flegel al Globe and Mail.

El estudio mostró que las niñas de entre 12 y 20 años estaban expuestas a anuncios de cerveza y licor, con la misma frecuencia que las mujeres de 21 a 34. Cuando se trataba de "refrescos bajos en alcohol" con sabor dulce, los investigadores encontraron que las niñas más jóvenes estaban un 95 por ciento más expuestas a la publicidad que las mujeres mayores de 21 años, según Globe and Mail.

El estudio también mostró que esas mismas niñas encuestadas tenían más probabilidades de desarrollar problemas con el alcohol y continuar bebiendo hasta la edad adulta porque "la exposición a la publicidad del alcohol y las reacciones afectivas a esos anuncios en la televisión influyen en el consumo de alcohol por parte de los menores de edad y en el desarrollo de problemas relacionados con el alcohol".


Las mujeres están cerrando la brecha de género en el consumo de alcohol. Y eso es un problema.

Hay una foto famosa de la era anterior a la Prohibición que probablemente hayas visto. Muestra a 10 mujeres de aspecto sombrío mirando a la cámara con el ceño fruncido ante un letrero que dice: "Los labios que tocan licor no tocarán los nuestros". La fotografía ha sido el blanco de muchas bromas, pero la historia detrás de ella no es motivo de risa. El alcoholismo fue desenfrenado a principios del siglo XX y algunas de las mayores víctimas de la epidemia fueron las mujeres.

Las mujeres eran mucho menos propensas a beber que los hombres en ese entonces, pero sufrían de otras formas. Los maridos bebieron el salario de la semana, dejando a las familias en la indigencia. Algunos hombres fueron violentos. El movimiento de templanza, que promovió la prohibición del alcohol, atrajo a muchas mujeres atrapadas en relaciones con hombres alcohólicos. Pero hizo más que dar a las mujeres la esperanza de poder deshacerse del "alcohol demoníaco" de sus hogares. Ayudó a darles una voz política.

Ver el poder de su propia influencia en la prohibición nacional del alcohol galvanizó al movimiento de mujeres. No es coincidencia que la 18ª Enmienda de la Constitución promulgara la Prohibición y la 19ª Enmienda otorgó a las mujeres el derecho al voto. Pero asumir que las mujeres son el enemigo natural del alcohol es incorrecto.

La era de la Prohibición terminó siendo una época de liberación de la mujer. Los bares y tabernas legales habían prohibido a las mujeres, pero los bares clandestinos ilícitos no tenían tales reglas. Las mujeres finalmente fueron libres de unirse a la fiesta y beber hasta el contenido de su corazón.


La verdad sobre hombres, mujeres y comida

Los bares Y orkie, nos ha dicho siempre Nestlé, "no son para chicas". Deben ser arrancados de sus envolturas y masticados en trozos del tamaño de la boca por hombres varoniles, hombres con barba incipiente, hombres con músculos que se abultan como vientres. Los copos, sin embargo, son para mujeres. Sexy, en pintalabios y baños, que se desmoronan con un mordisco femenino, antes de cerrar los ojos de placer.

Comer es un asunto complicado. Y uno se hizo más nudoso por la idea de que algunos alimentos son masculinos (hamburguesas, bistec), mientras que otros (yogur, quiche) son estrictamente para niñas. ¿Se generaron originalmente estas ideas sobre la alimentación basada en el género solo para campañas publicitarias, o los clichés podrían apuntar hacia una verdad más profunda? ¿Los hombres y las mujeres necesitan dietas diferentes? ¿Cuántos de nuestros puntos de vista sobre lo que constituye la "comida de las mujeres" provienen de nuestra educación y cuántos están vinculados a algo genético? Si los hombres son de carne, ¿las mujeres son de cupcake?

Grant Achatz, gastrónomo molecular y ganador del premio de la Fundación James Beard al mejor chef de EE. UU. En 2008, resopla ante la idea de una alimentación basada en el género. "¿Qué es una presentación masculina? ¿Es un trozo gigante de carne asada? ¿Qué hace que esa connotación masculina sea de hombre de las cavernas?" él dice. "Profundice en períodos de tiempo o edad, ubicación geográfica, etnia y áreas urbanas versus rurales y encontrará una separación en la familiaridad y quizás en la habilidad para cocinar. Pero eso tiene más que ver con el control de la sociedad sobre el género en general que con la composición genética de las personas. . "

Aunque muchos de nosotros estamos de acuerdo con Achatz en teoría, hoy en día en el Reino Unido también tendemos a ceñirnos a nuestras dietas de género. En el Observador cantina, un túnel iluminado de gemidos y patatas fritas, me detengo junto a las escotillas de servicio y observo lo que comemos. De los 20 comensales que eligen la tarta de bistec y champiñones en lugar de la quiche de verduras, 18 son hombres. De cada 10 personas que se quedan en la barra de postres (la opción de hoy es una tarta de frutas coagulada, calentándose de color naranja bajo una lámpara caliente), siete son mujeres.

Lo admito, la ciencia no es 100% perfecta, pero mis observaciones sugieren que, si se les da una opción, las mujeres no comen pastel y los hombres no comen pudín. ¿Por qué? En 1982, Bruce Feirstein publicó el superventas "guía de todo lo que es verdaderamente masculino", Los hombres de verdad no comen quiche. "Piénselo", escribió: "¿Podría John Wayne haber tomado Normandía, Iwo Jima, Corea, el Golfo de Tonkin y todo el Lejano Oeste con una dieta de quiche y ensalada?"

Le pregunto a un hombre que está junto a las cajas qué le impidió ir por el quiche hoy, y hace una pausa, golpeando su barbilla con el tenedor para denotar consideración. "Necesito carne", concluye. "Y me gusta el pastel". ¿Y por qué no estás comiendo postre? "El pudín es un poco, ¿cómo puedo decirlo? Un poco ..." Y luego agita las manos como un pájaro moribundo, y frunce los labios, con gracia. La salsa va a todas partes.

Cuando Yorkie se relanzó en 2002, el director de marketing de Nestlé explicó su decisión de aumentar el impulso hacia los hombres. "Sentimos que teníamos que defender al tipo británico y reclamar algunas cosas en su vida, comenzando con su chocolate", dijo Andrew Harrison. "La mayoría de los hombres en estos días sienten que el mundo está cambiando a su alrededor y se ha vuelto cada vez menos políticamente correcto tener algo que sea solo para hombres. Solía ​​ser que la gente reconocía que los hombres necesitaban lugares para estar, en un sentido simple , hombres. Yorkie siente que este es un elemento importante de la felicidad de los hombres y está comenzando el proceso de recuperación de hacer un chocolate en particular solo para hombres ".

Porque, por supuesto, tradicionalmente se ha pensado que el chocolate es principalmente para niños, pero en secreto para mujeres. Cuando no estamos desmoronando sensualmente un Flake, disfrutando de un "tiempo para mí" femenino, nos rompe el corazón en pijama, y ​​nos ponemos helado de chocolate en la boca común. ¡Somos adictos al chocolate! Anhelamos el cacao como otros necesitan pegamento. ¿Es esta una verdad científica? En la década de 1990, la profesora de la Universidad de Yale, Linda Bartoshuk, ideó una prueba de amargura. Ella clasificó a la población estadounidense en supercatadores, catadores medianos y no catadores.

Los supercatadores, dijo, viven en un "mundo de neón" de sabores que no prueban en un "mundo pastel". Encontró que una proporción mucho mayor de mujeres eran supercatadores, respondiendo más a la amargura que los hombres. ¿Se sigue entonces, si las mujeres sienten una amargura que los hombres extrañan, que las mujeres realmente tienen un "diente más dulce"? La evidencia anecdótica sugiere que a las mujeres les gusta más el chocolate que a los hombres; en abril, un estudio mostró que un tercio de las mujeres sueña con el chocolate durante el día, en comparación con solo el 11% de los hombres. Algunos investigadores dicen que esto se debe a que el chocolate libera dopamina (una sustancia que alcanza su punto máximo durante el orgasmo) en el cerebro femenino. Incluso se ha sugerido que cuando las mujeres comen chocolate, éste afecta la actividad de la amígdala, una parte del cerebro que regula el deseo sexual.

Los psicólogos lo ven de manera más simple, explicando que el atractivo del chocolate para las mujeres radica en su condición de placer prohibido para quienes están a dieta. La industria del chocolate está dominada por marcas dirigidas a mujeres. Jill McCall, gerente de marca de Cadbury, tiene cuidado de señalar la diferencia entre las barras indulgentes y femeninas (Flake, Galaxy) y las "barras del hambre" masculinas (Boost, Snickers), que son enormes y llenas de nueces, y te llenan en lugar de ofrecer un "regalo" de niña, creando así mercados dentro de los mercados. El mes pasado, Mars lanzó el Twix Fino, con un tercio menos de calorías que el Twix anticuado.

Bep Sandhu, de Marte, dijo a la revista Trade El tendero: "La versión más liviana ayudará a expandir el atractivo de la marca para las mujeres profesionales que buscan un refrigerio más liviano". Junto con las nuevas Galaxy Bubbles, parece que está floreciendo otro mercado de chocolate para mujeres: la barra dietética. "El papel de los especialistas en marketing es comprender las motivaciones, las necesidades y los deseos, por lo que siempre estamos atentos a las necesidades cambiantes de los consumidores", dice Elizabeth Davies, gerente de comunicaciones de Nestlé, donde son responsables de comercializar tanto Kit Kat Chunky (varonil) y Kit Kat Senses (de dama). "Si hay una división de género obvia y la oportunidad de negocio incremental puede justificarse sin poner en peligro la marca principal, las marcas continuarán tomando la iniciativa".

El chocolate es una de las cosas más asociadas con una dieta femenina, pero es cuando pensamos en alimentos salados que podemos separar la publicidad de la comida. El director del centro de investigación de prevención de Yale-Griffin, David Katz, cree que nuestra dieta de género puede explicarse por la evolución. Como hombres de las cavernas, sugiere, los hombres eran cazadores, dependían de las proteínas para desarrollar músculos y veían la carne como una recompensa, mientras que las mujeres recolectaban frutas y verduras. "Los hombres y las mujeres tienen diferencias fisiológicas", dice, "lo que podría tener que ver con el acceso [temprano] a diferentes tipos de alimentos". El acceso diferente a los alimentos en tiempos prehistóricos, dice, condujo a patrones de alimentación de género en la actualidad.

Yvonne Bishop-Weston es una nutricionista de Harley Street que está de acuerdo en que los hombres se sienten atraídos por las grasas, las carnes y las proteínas, pero dice que no se debe a una "necesidad evolutiva, sino a la socialización. Se anima a los niños a tener un gran apetito desde una edad muy temprana . Parece posible que haya receptores de grasa en el cerebro, por lo que todo el mundo lo anhela, y debido a nuestra cascada hormonal más grande, las mujeres realmente lo anhelan más ".

Bishop-Weston ve las diferencias de género menos en cómo las personas comen, más en cómo piensan sobre sus dietas. "Las mujeres tienen más apegos emocionales a la comida; debido a la presión de los medios, atribuyen culpa a los carbohidratos y las grasas saturadas, y a menudo sienten la responsabilidad de comer de manera saludable de una manera que los hombres no", dice. "Curiosamente, sin embargo, veo una tendencia hacia el 'esfuerzo' que abarca y une a los sexos. La gente se está volviendo más receptiva a las cosas que llevan más tiempo. La gente está buscando una identidad con su comida. ¡La gente está comprando panificadoras! cada vez más estresados ​​nos sentimos peor y necesitamos más nutrientes. Por eso, tanto hombres como mujeres tienen miedo de comer bien ".

Otra tendencia gastronómica que viene sumergida en género es la llamada "revolución de las magdalenas". Mientras que el "pastel de hadas", como solíamos llamar a estos bocadillos para fiestas del tamaño de la palma de la mano, evoca imágenes de niños de cuatro años enojados empujando a Smarties por la nariz, el "pastelito" trae visiones fragantes de una ama de casa prefeminista de los años 50, horneando por placer. Junto a su aparición en Sexo y la ciudad, donde fueron fetichizados a una pulgada de sus pequeñas vidas pronto obsoletas, los cupcakes el año pasado también se pusieron de moda en Gran Bretaña, con un fan (quien, vestido como su alter ego Cherry Bakewell, organiza fiestas de cupcakes) describiéndolos como un "verdadero símbolo de la feminidad y símbolo del campo de una época pasada ". Aquí está la respuesta horneada e irónica, dicen los amantes de las magdalenas, a la cultura posfeminista. Similar, don El blog Eat Like a Man de la revista celebra "los alimentos que les encantan a los hombres y ... las formas en que comen los hombres", adoptando la idea de la alimentación basada en el género como una forma de marcar su masculinidad en la carne a la parrilla.

Si el cupcake de color pastel es el símbolo moderno de la alimentación femenina, entonces quizás el Pot Noodle Doner Kebab sea el tótem actual de la virilidad; su fabricante Unilever lo describe como "el mejor bocadillo de comida para hombres". Lo tiene todo: contenido de carne sencillo y satisfacción rápida, presentado en un contenedor negro brillante compacto pero masculino.

Jamie Robertson, un productor de televisión gay, dice que la sexualidad tiene poco que ver con la dieta, "aunque el estereotipo gay a menudo se considera más domesticado que el hombre heterosexual. Personalmente, encuentro que la mayoría de los hombres gay no se sienten más cómodos en la cocina que sus heterosexuales". amigos, pero me gustaría pensar que, en promedio, nuestras dietas son un poco más aventureras y variadas, optando por el atún Waitrose Niçoise en lugar de la ensalada de pasta con pollo Tesco. Somos más 'experimentales' por naturaleza, curiosos por ver qué estamos comiendo del otro lado de la cerca; después de todo, eso es lo que nos metió en este circo gay en primer lugar ".

"Es importante recordar que el marketing no es una conspiración", dice el Dr. David Bell, autor de Geografías de consumo: estamos donde comemosy profesor titular de geografía humana crítica en la Universidad de Leeds. "Cuando la publicidad funciona con éxito, confirma las historias que ya creemos, piense en la familia OXO, o nos sacude, por lo que sabemos que la historia se ha subvertido".

Hablamos del anuncio actual de Lurpak, que presenta a un hombre horneando. Pero en lugar de magdalenas, está horneando un pastel de carne con cerveza, y lo está horneando desordenadamente, amasando la masa con manos carnosas. "Habla de género y habla de darles a los hombres una licencia para cocinar, lo que confirma que si lo haces de esta manera, no socavarás tu masculinidad".

El Dr. Bell, cuyo trabajo sobre el consumo de alimentos se concentra en cómo usamos los alimentos para determinar quiénes somos, lo deja muy claro: "La 'naturaleza' no es natural. Es cultural. Es una historia que contamos para ayudarnos a comprender el mundo, y es poderosamente atractivo en nuestra cultura secular post-darwiniana. Necesitamos formas de explicar el mundo y quiénes somos, y la naturaleza, a través de la ciencia, nos da eso ". Los gustos cambian con el tiempo, dice. En parte debido a la disponibilidad de alimentos, y en parte debido a los "creadores de tendencias" de una época, las personas que nos guían al resto de nosotros a través de ideas de clase, cultura y, de hecho, género. Pero sea cual sea el período histórico, las dietas que eligen hombres y mujeres nos cuentan una historia sobre el género en ese momento. Por ejemplo, la idea de que los hombres necesitan más calorías que las mujeres, o pueden beber más alcohol, "son historias culturales sobre el género. En parte tienen que ver con la división del trabajo por género, en parte con la construcción del cuerpo de género".

Y estas historias también cambian y se adaptan con el tiempo. Explica ideas actuales sobre lo que comen hombres y mujeres, pero dice que sospecha de las formas que se usan para explicarlas. "Podemos explicar los diferentes hábitos alimenticios y gustos de género a través de una historia evolutiva sobre lo que los hombres y las mujeres hacen 'naturalmente' y les gusta 'naturalmente'", dice, donde cada elección que hacemos nos lleva a la necesidad de propagar la especie, como dice Yale. Propuso David Katz. El hombre es el cazador, por lo tanto el sostén de la familia, el carnívoro, el hacedor de fuego, el rey de las barbacoas. La mujer es la recolectora de verduras, la que come ensaladas, la que nutre, la ama de casa, la que hace magdalenas. "Y claramente nos apoyamos en un conjunto de entendimientos de género aquí, pero cuando nos aferramos por razones, esta historia evolutiva es todo a lo que nos aferramos. El género, como la naturaleza misma, no es 'natural', es algo que 'hacemos' . Y lo hacemos todo el tiempo, lo que significa que lo hacemos cuando comemos. Aprendemos nuestros gustos, y parte de ese aprendizaje está relacionado con el género ".

Las mujeres no están dispuestas a los gustos más dulces, ni los hombres a los más amargos, dice Bell: el hecho de que pensamos que sí es un elemento de nuestra historia cultural. "La historia que contamos para comprender el mundo y nuestro lugar en él. Vivimos en una época de gran riqueza cultural y somos más que capaces de dividir la comida en categorías, incluida una para 'comida que come gente como yo'". Entonces, los hombres no comen filetes porque son hombres, los hombres comen filetes para demostrar que son hombres. Las mujeres no están programadas para desear el postre; hemos aprendido que las mujeres ansían el postre, así que las seguimos con la boca abierta. "Es reconfortante", dice Bell, "es reconfortante cuando le damos sentido a las cosas".


Verificación de datos de la vacuna Johnson & amp Johnson: eficacia, contenido y efectos secundarios

Liu dijo que las diferentes respuestas probablemente tengan que ver con las respuestas inmunes. Hay dos fases diferentes de una respuesta inmune. Inicialmente existe la "nueva respuesta inmune", que Liu definió como el proceso de reconocer una sustancia como peligrosa, luego reclutar células inmaduras, formadoras de memoria para convertirse en células maduras que reconocen la estructura específica de esa sustancia y luego multiplicar estas memorias maduras. células para estar listas para reaccionar rápidamente si esa sustancia se encuentra de nuevo. Ese proceso lleva un par de semanas, por lo que lleva algún tiempo vacunarse por completo.

La segunda fase es la respuesta de "recuerdo" o "memoria", que es cuando la sustancia se reintroduce en el cuerpo. Esto desencadena una respuesta más rápida para eliminar la sustancia antes de que tenga la oportunidad de "extenderse por todas partes a niveles elevados e infectar muchas células".

Dado que las personas que han tenido el coronavirus ya han comenzado el nuevo proceso de respuesta inmune, es más probable que la primera dosis de la vacuna provoque una respuesta de recuperación. Sin embargo, las personas que no tenían el coronavirus tendrán esa nueva respuesta inmune con su primera dosis, luego la respuesta de recuperación con la segunda.

"En lugar de (la primera dosis) generar una nueva respuesta (inmunitaria), que puede ser más débil, lo que está viendo es en realidad una respuesta de recuerdo", dijo Liu. "Eso debería ser más rápido y, con suerte, más fuerte".

Efectos secundarios de las vacunas en los jóvenes

Ko dijo que los datos de los ensayos clínicos indicaron que los jóvenes informaron más efectos secundarios después de las vacunas. También ha visto las diferencias él mismo.

"Es algo que he visto tanto en términos de familiares que se han vacunado como de pacientes que veo", dijo Ko. "Eso ciertamente va por buen camino".


La sexualización de mujeres y niñas

Si leíste mi publicación de ayer sobre Deportes Ilustrados ediciones de trajes de baño, y no tiene una mentalidad particularmente psicológica, puede que se pregunte por qué estoy tan preocupado. Se puede decir que apreciar la belleza del cuerpo de una mujer es solo una sexualidad saludable.

Bueno, en 2006, la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) formó un grupo de trabajo con el propósito de examinar el tema y propusieron que cualquiera de estos cuatro componentes de la sexualización lo distingue de la sexualidad saludable:

  • El valor de una persona proviene solo de su atractivo o comportamiento, con exclusión de otras características.
  • Una persona está sujeta a un estándar que equipara el atractivo físico (definido estrictamente) con ser sexy
  • Una persona se convierte en una cosa para el uso sexual de otros, en lugar de ser vista como una persona con la capacidad de actuar y tomar decisiones de forma independiente y / o
  • La sexualidad se impone inapropiadamente a una persona. (Esto es especialmente relevante cuando los niños están imbuidos de la sexualidad adulta).

El grupo de trabajo destacó numerosos estudios que, según concluyen, brindan amplia evidencia de la sexualización de mujeres, adolescentes y niñas en los medios de comunicación. Se centraron más en los medios de comunicación que en la publicidad y el merchandising porque los niños y adolescentes pasan más tiempo con los medios de entretenimiento que con cualquier otra actividad, excepto la escuela y dormir.

A continuación, se muestran algunos resultados importantes de su investigación:

  • Las mujeres y las niñas tienen más probabilidades que los hombres y los niños de ser objetivadas y sexualizadas en una variedad de medios de comunicación.
  • Las representaciones de mujeres adultas brindan a las niñas modelos que pueden usar para modelar sus propios comportamientos, autoconceptos e identidades.
  • Dado el entorno cultural altamente sexualizado en el que están inmersas las niñas, sus elecciones de sexualización sobre la ropa, el cabello y el maquillaje y la actuación sexualmente precoz en la que se involucran algunas adolescentes pueden ser el resultado del modelaje.
  • En los anuncios de revistas, hay evidencia de que la objetivación sexual ocurre con más frecuencia en las mujeres que en los hombres y que las mujeres tienen tres veces más probabilidades que los hombres de vestirse de manera sexualmente provocativa.

¿Cómo se convierte todo esto en una preocupación seria? Aquí hay una lista de varias consecuencias de la objetivación que se encontraron a través de la investigación, gran parte de la cual se realizó utilizando adolescentes, estudiantes universitarios o adultos como sujetos:

  • La atención crónica a la apariencia física deja menos recursos cognitivos disponibles para otras actividades físicas y mentales
  • Limita la forma y la eficacia de los movimientos físicos de las niñas.
  • Conduce a un aumento de los sentimientos de vergüenza por el propio cuerpo.
  • Crea ansiedad por la apariencia
  • Conduce a una mayor insatisfacción corporal entre las niñas y mujeres jóvenes.
  • Se asocia con resultados negativos de salud mental en las adolescentes.
  • La incidencia de anorexia nerviosa entre niñas de 10 a 19 años durante un período de 50 años encontró que iba en paralelo con los cambios en la moda y la imagen corporal idealizada.
  • Las mujeres jóvenes que tienen una mayor insatisfacción corporal tienen un inicio más temprano de fumar cigarrillos
  • La auto-objetivación se ha correlacionado con una disminución de la salud sexual entre las adolescentes (medida por la disminución del uso de condones y la disminución de la asertividad sexual)
  • Los ideales estrechos e idealizados del atractivo sexual femenino dificultan que algunos hombres encuentren una pareja aceptable o disfruten plenamente de la intimidad con sus parejas femeninas.

La extensión y profundidad del informe del Grupo de Trabajo de la APA, en el que se basa la mayor parte de esta publicación, es impresionante (se puede acceder a la fuente aquí), y espero que estos resúmenes hayan sido informativos para usted.

La investigación sobre sexualización aún tiene que abordar el tema de cómo los hallazgos se relacionan con la adicción sexual y la compulsividad sexual, aunque algunos de los estudios citados en el informe del Grupo de Trabajo de la APA sugieren que la exposición temprana a imágenes idealizadas de mujeres puede afectar negativamente la capacidad de los niños para relacionarse en una forma íntima de mujeres reales en el futuro. Dada la poderosa influencia de los medios de comunicación en la disolución de muchos de los límites entre nuestra sociedad actual y la familia, ese es un pensamiento bastante aterrador. Razón de más para que los padres, maestros y otros adultos de nuestras comunidades estén al tanto de la influencia de los medios de comunicación para monitorearlos, examinarlos, hablar de ellos y, si incluye imágenes sexualizadas, mantenerlo alejado de sus hogares, de sus hijos y adolescentes.

¿Mi último consejo? Proteja la vida emocional de sus hijos y las sensibilidades de su desarrollo sexual. Si no invitaría a una persona a su casa a cenar con su familia, entonces su foto no debe estar en las manos de su hijo ni en la pantalla de la computadora o la televisión de su familia.

Sugerencias de libros para aquellos interesados ​​en aprender más sobre estos temas:

Kilbourne, J. Persuasión mortal: por qué las mujeres y las niñas deben luchar contra el poder adictivo de la publicidad, Nueva York: Free Press, 1999.

Kindlon, D. y Thompson, M. Criar a Caín: proteger la vida emocional de los niños,Nueva York: Ballantine Books, 1999.

Lamb, S. y Brown, L.M., Embalaje de la niñez: Rescatar nuestras hijas de los planes de los comerciantes, Nueva York: St. Martin's Press, 2006.

Levy, A. Cerdas chovinistas: las mujeres y el auge de la cultura libertina, Nueva York: Free Press, 2005.

Malz, Wendy, La trampa de la pornografía: la guía esencial para superar los problemas causados ​​por la pornografía, Nueva York: William Morrow Paperbacks, 2009.

Olfman, Sharna, ed. La sexualización de la infancia, Westport, Connecticut: Praeger, 2009.

Pollack, W. Real boys: Rescatando a nuestros hijos de los mitos de la niñez, Nueva York: Random House, 1998.

Schor, J.B. Nacido para comprar: el niño comercializado y la nueva cultura de consumo, Nueva York: Scribner, 2004.

Tolman, D. L., Dilemas del deseo: las adolescentes hablan de sexualidad, Cambridge, MA: Harvard University Press, 2002.

Weiss, Robert y Schneider, Jennifer, Enredar la telaraña: Obsesión por el sexo, el porno y la fantasía en la era de Internet, Nueva York: Alyson Books, 2006.


"Realmente afectó la forma en que miraba mi propio cuerpo"

Shannon McLaughlin Fotografía: Shannon McLaughlin

Shannon McLaughlin, de 18 años, de Blackburn, se ha sincerado sobre cómo las redes sociales han dañado su salud mental.

“Desde que me diagnosticaron depresión y ansiedad en mi adolescencia, mi salud mental definitivamente se ha visto afectada por las redes sociales. La triste verdad es que la gente comparte en su mayoría las cosas positivas de la vida en las redes sociales, sin mostrar las negativas. Esto realmente me afectó cuando estaba luchando con mi salud mental y constantemente me desplazaba por Facebook e Instagram. Ver que todos estaban felices y disfrutando de la vida me hizo sentir mucho peor. De hecho, me hizo sentir que estaba haciendo algo mal. ¿Por qué me sentía tan diferente a los demás?

“No solo afectó cómo me sentía mentalmente, sino también físicamente. Constantemente me enfrentaba a mujeres con cuerpos increíblemente delgados que eran elogiadas por su apariencia. A pesar de que era talla 10, realmente afectó la forma en que miraba mi propio cuerpo. Esto solo se vio agravado por la abundancia de arreglos dietéticos y la cultura flaca promovida por los 'influencers', cuyas publicaciones se transmiten a miles de personas todos los días ".

McLaughlin hace trabajo voluntario, incluida la organización de eventos de fútbol para ciegos. Viajará a Alemania el viernes para trabajar en uno de esos programas y, mientras esté allí, investigará la provisión de servicios para personas ciegas en ese país, así como también cómo se pueden mejorar esos mismos servicios en el Reino Unido.

Hace aproximadamente dos años, comenzó a trabajar como voluntaria en el Servicio Nacional de Ciudadanos. “Cuando tenía 16 años, decidí que era importante para mí invertir tiempo en nuevos amigos y personas que me hicieran sentir positivo en la vida real. Fue entonces cuando decidí ingresar al Servicio Ciudadano Nacional. NCS me cambió la vida. Me hizo conectar con personas reales, desarrollar mi confianza y sentirme menos solo. Es muy importante que los jóvenes establezcan conexiones reales sin esconderse detrás de un mensaje de texto o una publicación feliz en las redes sociales.

“Es muy fácil olvidar la importancia de las conexiones reales cuando constantemente tenemos a cientos de personas a las que intentamos impresionar al alcance de la mano. Creo que es importante que los jóvenes levanten la vista de sus teléfonos y se concentren más en el mundo que los rodea y en las increíbles conexiones que pueden establecer allí ".


Los efectos del alcohol en las mujeres

El alcohol afecta a las mujeres de manera diferente a los hombres. Infórmese sobre los riesgos que enfrentan las mujeres cuando beben y cómo saber si usted puede tener un problema con el alcohol.

Los efectos del alcohol son más fuertes en las mujeres que en los hombres, y las mujeres que beben demasiado alcohol tienen más probabilidades de sufrir problemas importantes con el alcohol que los hombres, muestran los estudios. Además, las mujeres que tienen problemas con el alcohol tienen tasas de mortalidad más altas debido a suicidios, accidentes y otros problemas relacionados con la salud, más del doble que los hombres. Teniendo en cuenta estos hechos, es posible que se esté preguntando: ¿Por qué las mujeres beben y qué puede hacer para disfrutar del alcohol sin riesgos para su salud?

Entender por qué las mujeres beben

Las mujeres beben por muchas de las mismas razones que los hombres: para relajarse, para ganar confianza en situaciones sociales, para dormir y para aliviar el estrés.

Otras razones por las que las mujeres pueden beber alcohol son las siguientes:

  • Es más probable que las mujeres beban si tienen problemas con un ser querido.
  • Los problemas con el alcohol son más comunes en mujeres solteras, divorciadas o separadas.
  • Las mujeres cuyos maridos tienen problemas con el alcohol son más propensas a beber ellas mismas.
  • Las mujeres que han sufrido abusos sexuales son más propensas a beber en exceso.
  • Las mujeres pueden empezar a beber más. El diecisiete por ciento de las niñas de noveno grado admiten que tomaron más de cinco tragos a la vez en el último mes. Esta es una tasa de consumo de alcohol más alta que la de los niños de la misma edad.

El alcohol afecta a las mujeres de manera diferente que a los hombres

El nivel de alcohol en sangre en una mujer que acaba de beber la misma cantidad de alcohol que un hombre será más alto porque las mujeres suelen ser más pequeñas, tienen menos agua en el cuerpo y metabolizan el alcohol más lentamente que los hombres.

Esto significa que el cerebro y el hígado de una mujer que bebe están expuestos a más alcohol libra por libra que el cerebro y el hígado de un hombre. Las mujeres que tienen problemas con el alcohol pueden beber menos que los hombres, pero aún así experimentan el mismo nivel de deterioro. También pueden desarrollar daño hepático y otros problemas de salud relacionados con el alcohol más rápidamente que los hombres, a pesar de que pueden estar bebiendo menos.

Beneficios del alcohol en las mujeres

Si es una mujer mayor de 55 años, una bebida al día puede reducir su riesgo de enfermedad cardíaca. El consumo moderado de alcohol para una mujer se define como una bebida alcohólica al día. Esto se traduce en una copa de vino de 5 onzas, una botella de cerveza de 12 onzas o 1,5 onzas de licor fuerte.

Por otro lado, las mujeres que beben más allá de la moderación pueden aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca. Si tiene menos de 55 años, es posible que el consumo de alcohol no tenga beneficios para la salud.

Riesgos del alcohol en las mujeres

El consumo excesivo de alcohol tiene claramente riesgos tanto para hombres como para mujeres. Otros riesgos para las mujeres que beben alcohol incluyen:

  • Cáncer. Las mujeres que beben alcohol pueden aumentar su riesgo de cáncer de mama y de cabeza y cuello.
  • Daño cerebral. El alcohol mata las células del cerebro y las mujeres son más susceptibles que los hombres a este efecto del alcohol.
  • El embarazo. El alcohol puede afectar la capacidad de una mujer para quedar embarazada. Además, el consumo de alcohol durante el embarazo puede tener graves consecuencias nocivas para el feto. Ninguna cantidad de consumo de alcohol es segura durante el embarazo.
  • Persecución. Las mujeres que tienen problemas con el alcohol tienen un mayor riesgo de convertirse en víctimas de agresión sexual u otros actos de violencia.
  • Depresión y lesiones personales. Además, el consumo de alcohol puede contribuir a la depresión, problemas para dormir, insuficiencia cardíaca, caídas y mala nutrición en las mujeres, especialmente en las mujeres mayores.
  • Cáncer. Las mujeres que beben alcohol pueden aumentar su riesgo de cáncer de mama y de cabeza y cuello. Un estudio reciente publicado en el Revista de la Asociación Médica Estadounidense descubrió que consumir de tres a seis bebidas alcohólicas a la semana puede estar relacionado con un aumento del 15 por ciento en el riesgo de cáncer de mama.

Señales de advertencia de problemas con el alcohol

Si los efectos del alcohol le están causando problemas a usted oa otras personas, es posible que tenga un problema con el alcohol. El riesgo de desarrollar un problema con el alcohol es mayor si tiene antecedentes familiares de alcoholismo. Algunas señales de advertencia de problemas con el alcohol son:

  • Falta al trabajo o la escuela por beber
  • Conducir bajo los efectos del alcohol
  • Tener una fuerte necesidad de beber.
  • Necesita más alcohol que antes para obtener una respuesta placentera.
  • Descubrir que las personas que se preocupan por usted están preocupadas por su forma de beber
  • Tomar más de siete tragos por semana.
  • Encontrarse bebiendo solo o temprano en el día

Si cree que puede tener un problema con el alcohol, es importante que busque ayuda. Los expertos creen que la parte más difícil de mejorar es admitir que tiene un problema. Comuníquese con Alcohólicos Anónimos o hable con su médico si le preocupa que pueda tener un problema con el alcohol.


User-Generated Content

Direct alcohol advertising isn’t the only way drinking is promoted on social media. Social media users do a lot of alcohol promotion of their own.

Friends organize happy hours and parties on Facebook, and they often document their partying on Facebook, Instagram, Snapchat and other sites by posting photo and videos.

Teens who are regular users of social media are 3x more likely to drink alcohol.

Social media sites even feature alcohol-oriented communities where people can digitally connect to socialize. For example, a closed group on Facebook called Take me Drunk, I’m Home! has more than 3,500 members. It says the community is for “anyone who shares a common interest, has a kickass sense of humor, likes to drink, smoke, party.”

Viewing others’ alcohol-fueled antics also appears to be a popular form of entertainment on social media. Drunk People Doing Things, an online community that features photos and videos of drunken behavior and claims to be the “greatest collection of drunken behavior ever assembled,” has more than 720,000 Facebook followers and more than 2 million followers on Instagram.


Why is the advertising industry still promoting violence against women?

The authors do not work for, consult, own shares in or receive funding from any company or organisation that would benefit from this article, and have disclosed no relevant affiliations beyond their academic appointment.

Partners

Monash University provides funding as a founding partner of The Conversation AU.

RMIT University provides funding as a strategic partner of The Conversation AU.

The Conversation UK receives funding from these organisations

Advertisers, challenged with cutting through a cluttered marketing environment, sometimes aim to shock. Unfortunately while their aim may be to get their client noticed, our research shows they continue to glorify the violent exploitation of women.

This is despite increasing community support, matched by public policy efforts to counter violence against women.

Flick through any glossy high fashion magazine today, and you will be confronted with images of women who have been assaulted, brutalised or murdered.

Bulgarian magazine 12 ran this image as part of an editorial feature in 2012. Fashionista

Not only are advertisements that feature sex and violence bad for business, but more importantly they are causing damage by normalising violence against women.

An ad for women’s fashion label Loula from Harper’s Bazaar, January 2008.

In our study, we examined how advertisements that depict violence against women shape women’s subjectivities. We found that women were positioned in three ways – as “teases” who despite the violent contexts suggestively offer a promise of sexual intimacy (e.g. this Dolce et Gabanna advertisement), as “pieces of meat” dehumanised in order to be controlled, dominated and consumed (e.g. this Beymen Blender advertisement) and as “conquered” subjects who are submissive, vulnerable and psychologically adrift (e.g. this advertisement by Fluid salon).

Repeat offender Suitsupply defended its recent campaign, arguing women were depicted as having the ‘upper hand’. Suitsupply

Representing women as sexualised, zoomorphic and subjugated beings fosters a rape culture in which treating women in degrading ways through the use of violence is considered acceptable. By communicating that it is ok to dominate, sexually touch and assault women, violent advertising representations undervalue the right of a woman to say no. In turn, the taboo of violence against women is not only weakened but questioned.

Belvedere Vodka apologised for this ad, which appeared on its Facebook page.

When the inevitable public backlash arises against such advertisements, how does business respond? More often than not, they dine out on the free publicity generated until the tide begins to turn against them.

In our study, we analysed the public statements offered by advertising agencies and their clients when they were asked to justify violent advertising representations.

Essentially, businesses either attempt to subvert interpretations of the representations by positioning the violence as “art,” make authority claims to discredit those who speak out against the advertisement, or deny responsibility for the “unintended consequences”. They use public relations spin, such as insincere apologies or donations to women’s charities. In some cases they choose to remain completely silent on the issue. In other words, business either diverts the focus to those offended by the advertisement or seeks to minimise its role in the outcry.

Since the advertising industry is self-regulated, action is either too little or too late. Compounding this is the industry’s long and chequered history in fostering a culture of sexual objectification of girls and women.

Advertisers need to catch up with contemporary attitudes that there is no place for misogyny, sexism and violence against women in advertising, as the recent case of Wicked Campers demonstrates.

The repeated and widespread use of violent representations of women in advertising can dangerously perturb how we understand women and their right to be portrayed in manner that respects their safety. It counters the broader efforts of legislation, the media and social marketing campaigns to combat violence against women.

If advertisers are to profit and benefit from their role as cultural intermediaries, they must shoulder their responsibilities as well.

US-based advertising agency Badger & Winters calls out ads that objectify women.

One agency has taken a stand on the issue of objectifying women in advertising. However, with little other change on the horizon, public policy efforts and continued consumer activism are needed to bring greater accountability for ethical representations in advertising practice to the fore.

Lauren Gurrieri will be online for an Author Q&A between 10 and 11am on Wednesday, 14 September, 2016. Post any questions you have in the comments below.


Report: Majority of trafficking victims are women and girls one-third children

According to a new report from the United Nations Office on Drugs and Crime (UNODC), the vast majority of all human trafficking victims – some 71 per cent – are women and girls and one third are children.

“Trafficking for sexual exploitation and for forced labour remain the most prominently detected forms, but victims are also being trafficked to be used as beggars, for forced or sham marriages, benefit fraud, or production of pornography,” said UNODC Executive Director Yury Fedotov.

The 2016 UNODC Global Report disaggregates data on the basis of gender and found that women and girls are usually trafficked for marriage and sexual slavery. Men and boys, however, are trafficked into exploitative labour, including work in the mining sector, as porters, soldiers, and slaves.

Worldwide, 28 per cent of trafficking victims are children, but children account for 62 per cent in Sub-Saharan Africa and 64 per cent in Central America and the Caribbean. Sixty nine countries detected trafficking victims from Sub-Saharan Africa between 2012 and 2014.

Mr. Fedotov emphasized the link between armed groups and human trafficking, noting how armed groups often engage in trafficking in their territories of operation, coercing women and girls into marriages or sexual slavery, and pressing men and boys to act as forced labour or combatants.

“People escaping from war and persecution are particularly vulnerable to becoming victims of trafficking,” he said. “The urgency of their situation might lead them to make dangerous migration decisions.”

Earlier this year, UNODC appointed Nobel Peace Prize nominee Nadia Murad Basee Taha as its Goodwill Ambassador for the Dignity of Survivors of Human Trafficking. Ms. Murad is a 23 year old Yazidi woman who survived capture and abuse by the Islamic State of Iraq and the Levant (ISIL/Da’esh). UN Secretary-General Ban Ki-moon has praised her courage and work as a “voice for the voiceless.”

The report documents patterns among trafficking and regular migration flows that share the same destination country. It also identifies trends within countries, between neighbouring States, and across continents. Factors that tend to aggravate rates of trafficking include transnational organized crime in the country of origin and a victim’s socio-economic profile.

While 158 countries have criminalized human trafficking – a huge improvement over the past 13 years – Mr. Fedotov nonetheless warned that “the rate of convictions remains far too low, and victims are not always receiving the protection and services countries are obliged to provide.”

He called for more resources to identify and assist trafficking victims and to improve the criminal justice responses to detect, investigate, and successfully prosecute cases.

The UNODC releases a report on trafficking every two years. This September, during the UN Summit for Refugees and Migrants in New York, it emphasized that as more people become migrants and refugees, there is a greater risk for trafficking, and that states must respond accordingly.



Comentarios:

  1. Matsushita

    Gran frase

  2. Stein

    Bueno, So-So ...

  3. Taule

    De acuerdo, eso tendrá una idea maravillosa por cierto

  4. Grolar

    En él algo es. Gracias por la ayuda en este asunto. No sabía esto.

  5. Zebulon

    Es una pena que no pueda hablar ahora, tengo que irme.Volveré, definitivamente expresaré mi opinión sobre este tema.

  6. Orion

    Es una pena, que ahora no puedo expresar, me apresuro a trabajar. Pero volveré, necesariamente escribiré que creo.



Escribe un mensaje